Vasija antigua de cerámica oriental

Vasija negra de origen oriental, cuyo atractivo es su delicadeza y la pátina adquirida con el paso del tiempo.

Ha sido empleada durante muchos años como pote para guisar sobre las ascuas, de ahí su impresionante y atractiva pátina oscura.

Medidas: 18 cm de alto; 30 cm de ancho desde las asas; 23 cm de diámetro boca.

Muchas de nuestras piezas son antiguas y en ellas se aprecia la huella del paso del tiempo. Alguna han sido restauradas y otras hemos preferido conservarlas en su estado original.

Si necesitas más fotos o informacion adicional de cualquiera de nuestros articulos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Abrir chat